Entrevista a Alberto Torres, músico y compositor

Hoy os presento a Alberto Torres, músico y compositor. Con tan solo veintitrés años tiene un recorrido profesional tan largo como interesante. Le conocí en el estreno de "La habitación de Verónica", thriller psicológico con texto de Ira Levin, dirigido maravillosamente por Ricard Reguant en esta ocasión. La obra se estuvo representando hasta hace bien poco en el Teatro Victoria con Antonio Albella, Lara Dibildos, Lucía Gil y Javier Pascual en el elenco. Para mí es un placer tener a Alberto.


  • "La habitación de Verónica" es tu primera incursión en la composición para teatro. Además, se trata de una obra en la que los puntos de tensión son esenciales y están exquisitamente medidos. ¿Consideras que fue un reto para ti? ¿Cuál fue tu "modus operandi"? ¿Cómo fue de importante la comunicación con el resto del equipo creativo?

La palabra “reto” definiría bastante bien toda esta experiencia la verdad. Sí que había compuesto pequeñas obras para teatro pero nunca completamente solo en todo el proceso de composición y de grabación/mezcla. Ricard desde un primer momento me dio una lista con películas de referencia y eso ha hecho que la música final tinte de un color “cinematográfico” a la obra que ayuda mucho a meterse dentro de ella. Son pocos los momentos donde esta música tiene un primer plano de importancia y eso hacía que tuviera que estar muy presente el texto hablado, siendo la música el condimento de él y reforzando según la emoción que quería filtrarse en cada momento. Todo lo compuse sobre el guión así que luego fue muy importante también el feedback con todo el equipo durante los ensayos, incluidos técnicos y actores también para dejar pulidos en tiempo y forma cada uno de los tracks de música.


  • Con tan solo 23 años, eres un músico muy activo, has trabajado en televisión (Qué tiempo tan feliz), teatro (la Llamada, la Habitación de Verónica), publicidad (Suarez, Sony Play Station), cine (La Llamada), conciertos y arreglando en estudio para artistas como Manolo Tena, El Chojín, Angy, Bely Basarte... ¿En qué ámbito te sientes más cómodo? ¿Te gustaría asentarte en alguno?

La verdad es que ser polivalente me ha abierto muchas puertas distintas y la posibilidad de trabajar con gente increíble en cada uno de los campos, una vez probados me sería difícil dejar de lado alguno durante mucho tiempo. Si es verdad que la línea compositiva es algo que me llama desde siempre y creo que es uno de los caminos principales que quiero seguir pero cuando llevo tiempo sin subirme a un escenario por ejemplo, me doy cuenta que yo mismo provoco el que eso no pase. Arreglar también me encanta, ahora también me interesa la producción…


  • Tus influencias musicales también son de lo más diversas: jazz, folk, flamenco, rock... incluso hip hop. ¿Tienes algún género predilecto? ¿Cómo te ha influenciado esta variedad?

Hay una ponencia maravillosa de Jorge Drexler para TED en la que habla de la mezcla y la relación entre los diferentes tipos de música del mundo y como la poesía de un país influye al otro lado del planeta.

Me quedo con esta frase suya: “Las cosas solo son puras si uno las mira desde lejos”. Aprovecho que estamos en un medio digital para dejar el link.


Cualquier intento de encasillar algo tan intangible como el arte es perder perspectiva.

  • Has entrado en el circuito profesional siendo muy joven, tenías... dieciséis años. ¿Qué ha sido lo más positivo de salir tan pronto al ruedo? ¿Qué lecciones tuviste que aprender "a marchas forzadas"?

Empezar a tocar tan joven es un regalo porque aprendes muchísimo (tanto lo que quieres para ti como lo que no) si sabes tener la actitud correcta y aprendes a escuchar a los que llevan más tiempo en esto. Recuerdo con mucho cariño la lección “Alberto si estás muy nervioso cierra la boca porque si hablas, liarla es solo cuestión de tiempo”, me río mucho cada vez que alguien de ese círculo me lo recuerda.

Me siento afortunado de haber crecido con gente que me hizo darme cuenta de la suerte que tenía, la oportunidad tan grande y bonita que se me presentaba y poder crecer con ella.

  • Proyectos personales, ¿qué tienes entre manos? ¿Hacia dónde te gustaría evolucionar?

Ahora empieza un capítulo nuevo en mi vida, estos últimos meses han sido la transición entre dos grandes etapas, y así lo siento dentro. En breves hay un proyecto nuevo que arranca, un estudio de grabación, TIERRA MUSIC. Estoy muy ilusionado porque marca un antes y un después en cuanto a herramientas disponibles de primera división, equipo de trabajo inmejorable con Nacho Mur y Javier Pascual y un gran campo de posibilidades diferentes de crecimiento musical, laboral y personal.

A parte me estoy planteando la opción real de grabar un disco con mis propios temas en castellano y me gustaría seguir escribiendo música para audiovisuales o teatro, componer sobre imagen/texto me encanta. Creo que vienen cosas buenas ahora. Ojalá.

  • ¿Cuál ha sido el acontecimiento que más ha marcado tu carrera? ¿Puedes hablar de tu mejor experiencia y de tu peor experiencia? ¿Qué has sacado en claro de todo esto?

La mejor y peor se podría combinar en una. Yo tenía dos trabajos fijos por entonces en los que llevaba 3 años y tenía un sueldo mensual que me permitió vivir tranquilo, pero se presentó en mi vida Manolo Tena y me cambió de un volantazo la dirección.

Le conocí tocando con él en un evento de radio y al día siguiente me llamó para ser su teclista en su gira que empezaba. Dejé los trabajos y me enrolé en su equipo viviendo una de las aventuras más intensas que viviré nunca. Aunque era considerablemente el más joven de la banda recuerdo como había un clima de respeto entre los músicos y Manolo muy especial. Viajó con nosotros en furgoneta, nos dejaba libertad dentro del estilo, la banda era una maravilla, el repertorio de temas era imponente…

Tras tres conciertos con él de los muchos más planeados Manolo nos dejó un 4 de abril de manera inesperada para todos. Recuerdo el momento en el que mi padre me lo contó y recuerdo esa sensación que se apoderó de mi.


Uno de los trabajos lo recuperé al tiempo, el otro no. Fue una fase complicada la de después, con todas las demás giras cerradas de los otros artistas y yo amoldándome como pude con lo que iba saliendo (que poco a poco fue a más hasta ahora que estoy ya con un nivel bueno de trabajo).


A la pregunta de si me arrepiento de haber perdido dinero por elegir salirme de lo “fijo” por algo que no continuó mi respuesta siempre será que no, no me arrepiento. Si un músico ante tal maestro no siente que debe de ir con él para crecer y a cambio decide quedarse a seguir haciendo “lo de siempre” puede que haya perdido un poco el rumbo.


Manolo Tena fue un maestro que tocó mi vida para siempre para llenarla de poesía.

  • ¿Qué consejo le darías a un músico que esté deseando entrar en el circuito profesional?

Que no pierda oportunidades de crecer en cualquiera de las oportunidades que se presentan. A veces tardan en llegar pero si trabajas bien y con buena onda en el equipo la gente querrá trabajar contigo. El resto es cuestión de lo más o menos que te vuelva loco la música como para estudiar en casa y seguir creciendo y la capacidad de entrega y resistencia al temporal.

  • ¿Qué es para ti la música?

En Japón existe desde hace muchísimos años una tradición que se llama Kintsugi. Cuando un objeto de porcelana se rompía por ejemplo, juntaban de nuevo todas sus piezas y rellenaban las juntas con oro, dando más valor así al objeto reparado que al original.


Creo que la música me rompió, volvió a juntar mis trozos y me hizo ver el mundo de una manera diferente. No hay marcha atrás, no puedo volver al estado original, ahora vivo así y seguiré siempre.

No concibo mi vida sin ella.

  • Muchas gracias, Alberto, es un verdadero placer tenerte por Quills.

Muchas gracias a ti Carolina, por interesarte por mis proyectos y querer tenerme aquí en este maravilloso sitio.

BÚSQUEDA POR TAGS:
© 2020 por Carolina Corvillo.
  • Facebook - White Circle
  • YouTube - White Circle
  • Instagram - White Circle