Publicación del cómic "Virgo. Milagro I" en Comixology.


"Virgo. Milagro I", dibujado por Colt García, entintado por Nines Amaro y guionizado por mí, ve por fin la luz a través de la plataforma Comixology. Se trata de una historia autoconclusiva de 23 páginas, que sirve de antesala a un universo más complejo, en una mezcla de géneros que podría definirse como fantástico existencial con tintes de acción, aventura y neo noire.


El mal ha cobrado consciencia de sí mismo y ha tomado forma en la Tierra. Virgo ha sido arrojada desde el Paraíso para acabar con esta amenaza. La bondad redime a la maldad. Siempre nos han hecho creer eso. Pero no todo es tan sencillo. Virgo, la madre de aquel al que algunos llaman "El Salvador", deseada, adorada, pero nunca amada, avanzará tras los pasos del Diablo, que, obsesionado con ella, se dedica a obrar sangrientos milagros en su nombre.


Concebido hace diez años como un proyecto audiovisual, esta es la primera vez que el cómic "Virgo" ve la luz. Adoro estudiar las mitologías. El ser humano ha cuajado de referencias a ellas los universos de fantasía y ciencia ficción. En "Virgo", el catolicismo y parte de su simbología son tratados como una mitología más, despojándolos del elemento adoctrinador para obtener una historia de puro entretenimiento. Esto ya se ha hecho previamente con gran éxito; no hay más que recordar la saga "El predicador", "Hellblazer" o, ya yéndonos a lo cinematográfico, "Matrix". En "Virgo", la eterna lucha entre el Mal y el Bien cobra cuerpo a través de la confrontación violenta y la pasión reprimida entre el Diablo y la madre de Jesús, María. Estos dos personajes antitéticos serán el núcleo de un drama con dosis de acción que busca romper con el concepto clásico de los personajes bíblicos, para recrear un universo en el que estos personajes, gobernados por pasiones humanas, se enfrentan a dudas sobre la fe, la eternidad, el amor y la identidad en un mundo cada vez más cercano al Apocalipsis.


Para originar el personaje de Virgo, me he basado en "Los Milagros de Nuestra Señora", de Berceo, en los que se puede leer cómo la Virgen sale en defensa de sus devotos, deshaciendo los turbios entuertos generados por el Diablo. Por otro lado, he reinterpretado la creencia católica de la asunción de la Virgen (María, tras cumplir su periodo en la Tierra, es ascendida a la los Cielos en cuerpo y alma). En esta particular versión, María, que ha caído en depresión profunda a causa de la muerte de su hijo, decide suicidarse. La famosa elevación en cuerpo y espíritu tiene lugar porque Dios decide que la madre del Salvador no puede irse del mundo atentando contra su propia vida. Tras eso, María permanece varios siglos dormida en un limbo, hasta que en 1936 es arrojada a la Tierra con una peculiar misión. El Diablo anda suelto y ha empezado a obrar sangrientos "milagros" contra aquellos que deshonran el nombre de la madre del Señor. María, que a partir de ese momento se hará llamar Virgo, irá tras los pasos de Belial, intentando deshacer sus macabros crímenes.


Otra de las ideas a las que más he dado vueltas a lo largo de las obras que he escrito es el tema del Bien redimiendo al Mal. En muchas historias hay un punto en que se espera que la bondad se revele en su propia pureza e inocencia, venciendo a la maldad sin necesidad de una acción contundente. Es una idea romántica que podemos ver en obras maravillosas como "Drácula", "El fantasma de la Ópera", "Don Juan Tenorio" o, por poner un ejemplo más mundano y reduciendo muchísimo la calidad respecto a las obras mecionadas, "Cincuenta sombras de Grey". Hay un plano ideal en el que el Bien, completamente indefenso, redime al Mal. Plano ideal que, más allá de licencias poéticas, suele chocar de pleno con la realidad. Sade en "Justine o los infortunios de la virtud" intenta reflejar esa brecha a través de las situaciones extremas que siempre padece su heroína debido a la promesa de mantenerse pura, poniendo en contraposición a su hermana Juliette, que prospera gracias al camino del vicio (donde vicio quiere decir sexo y acciones ilícitas). Con Virgo, me gustaba la idea de presentar a un personaje que siempre se ha relacionado con la bondad desde la indefensión en un contexto en que no le queda más remedio que tomar las armas y defenderse no solo a ella, sino también a sus devotos.


Poco queda que decir. Ha sido un honor contar con los lápices de Colt García, que le ha dado a Virgo la firmeza de amazona sin abandonar el aura de belleza serena y Nines Amaro, que le ha dado profundidad y contundencia a una historia que se revela visceral casi desde el principio.



BÚSQUEDA POR TAGS:
© 2020 por Carolina Corvillo.
  • Facebook - White Circle
  • YouTube - White Circle
  • Instagram - White Circle